M

Delgado Zuleta presenta la nueva saca de Goya XL para conmemorar su décimo aniversario

por | Mar 23, 2023 | Actualidad

La imponente Gastroterraza La Fortíssima, a un paso de la Giralda de Sevilla, ha acogido la presentación de la nueva saca de Goya XL, que conmemora el décimo aniversario del lanzamiento de esta singular manzanilla. Durante el evento, los asistentes han podido disfrutar de una cata en L, lo que les ha permitido conocer, de manera excepcional, una serie de vinos no comercializados por la bodega, pero imprescindibles en el proceso de creación de un vino tan singular. Primero se cataron 2 de las 3 clases – la primera y la segunda- que forman las criaderas de Goya XL, para ir conociendo la evolución temporal de esta manzanilla durante las diferentes etapas de su crianza, para posteriormente catar 2 vinos extraído de botas seleccionadas de la solera, en concreto la 15 y la 8, que muestran a las claras la riqueza y la diversidad que pueden llegar a atesorar manzanillas con una vejez media que supera la década, para finalizar ya degustando la propia Goya XL.

José Antonio Sánchez Pazo, Carmen Aumesquet y José Federico Carvajal

Después de llevar 270 años haciendo vino puede resultar arriesgado que una bodega afirme estar ante la mejor manzanilla de su historia, pero las pruebas no dejan lugar a la duda. Goya XL puede presumir tanto de los 93 puntos otorgados por el mayor gurú enológico del mundo, Robert Parker, como de la medalla de oro en la International Wine Challenge, pero sobre todo puede estar orgullosa de ser considerada por muchos expertos como la mejor manzanilla de Sanlúcar de Barrameda. Un vino que se da solo cuando las condiciones son inmejorables, lo que lo convierte en un producto aún más exclusivo y al alcance de muy pocos debido a su saca selecta y limitada. Directamente de las botas, cuidadosamente seleccionadas por el enólogo de Delgado Zuleta, José Antonio Sánchez Pazo, a la botella, con un ligero filtrado para eliminar los restos de levadura, es decir, en rama.

 IMG_0836-min

Para crear un vino tan excepcional como este, se tienen que dar muchas circunstancias excepcionales que sólo cuando se cumplen todas ellas justifican que el enólogo decida hacer una saca limitada de esta manzanilla. En primer lugar, es un vino asentado, mezcla de muchos años de crianza intensa con otros de envejecimiento más reposado, en un difícil equilibrio permanente que le permita seguir cumpliendo años sin perder la flor. Además, es una manzanilla reposada, tras muchos años de quietud y ligeros rocíos que han ido aportando nutrientes a las levaduras del velo. Las botas de las que procede esta manzanilla en rama pertenecen a una exclusiva Solera Reservada de La Goya, seleccionadas entre las más singulares y exquisitas de todo su patrimonio enológico, tras catar cada vasija una a una todos los meses durante años. Esta solera hunde sus raíces en la Bodega La Casa, un antiguo casco subterráneo que estaba situado junto a Bajo de Guía y que era la bodega propia de los accionistas de la empresa, donde iban a parar los mejores mostos para su cuidado y prolongado envejecimiento. Los vinos allí producidos no llegaban a salir a la venta, quedando para consumo propio de las familias propietarias y compromisos y atenciones protocolarias de la empresa.

Tras el traslado a las nuevas instalaciones de la bodega en la salida de Sanlúcar hacia Chipiona, en un emplazamiento óptimo para el envejecimiento de vinos generosos por su humedad, temperatura, exposición al Poniente y orientación suroeste, esta Solera Reservada –después de un prolongado proceso de reposo y aclimatación y una paciente labor de restauración, duela a duela, de las botas viejas- da origen a esta manzanilla pasada en rama Goya XL. Delgado Zuleta nunca había embotellado estas soleras hasta el año 2013, justo cuando el enólogo del momento y los experimentados capataces concluyeron que estaba en su momento óptimo. Desde entonces las sacas de Goya XL no han seguido ningún patrón y solo se han vuelto a repetir en muy contadas ocasiones. Con una media de envejecimiento de más de 10 años, Goya XL conserva toda la tradición de la crianza bajo velo de flor. Es una manzanilla asentada, larga, persistente. Una manzanilla madura, reposada. Una manzanilla “muy sanluqueña”. Posee un color intenso, limpio y brillante; en nariz se aprecian las notas punzantes equilibradas; y en boca es seca, fresca, con connotaciones marinas y recuerdos a aceitunas. Se presenta en botellas de 0´5 litros, con un diseño innovador que mantiene la esencia del producto.

Invite & Earn

X
Signup to start sharing your link
Signup
background banner image
loading gif

Available Coupon

X